dilluns, 21 de novembre de 2016

La poesía del Rock, Litoral, Revista de la Poesía y el Pensamiento (1989) nº 183/184/185. Torremolinos-Málaga-Andalucía-España-Europa

https://www.youtube.com/watch?v=v0nmHymgM7Y

Robbie Robertson, Michael McClure, Bob Dylan y Allen Ginsberg

La reciente muerte de Leonard Cohen tras el testamento poético de su último disco y la concesión del Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan me han traído a la memoria este volumen antológico y crítico que recoge y coloca en su contexto algunas de las letras de las canciones-poemas del rock más representativos desde 1954 hasta 1989.




Se trata de un magnífico trabajo editorial que va acompañado de comentarios críticos de fotografías y dibujos pertinentes y también de las letras en idioma original más alguna partitura.



Me ha servido a lo largo de los años, no sólo de deleite sino de inspiración para transformar este legado en herramienta didáctica para acercar a la poesía a los jóvenes.


Desde el inicio la autorizada voz de Alberto Manzano canta claro:

“En realidad, nunca he sido capaz de diferenciar un poema de una “letra
de canción”… entiendo que hay buenos y malos poemas como hay buenas y
malas letras de canciones…”

Su artículo empieza con una cita de Bob Dylan:



Y continúa reconociendo la calidad de la vertiente literaria de Leonard Cohen del que destaca estas palabras:

“Siempre ha habido una guitarra invisible detrás de toda mi obra, ya sea en la que ellos llaman prosa o en la que llaman poesía, que son distinciones que yo nunca hago. A veces los poema nacen con la música, otras es la música la que nace tras ellos, y a veces las palabras reclaman una música para hacerlo perfecto.”



Poesía y música han convivido desde el principio de los tiempos en boca de rapsodas, trovadores y juglares porque:


“Cuando un poema se hace canción, todo el Universo baila.”