divendres, 10 de maig de 2013

John Williams, Stoner. Tenerife: Baile del Sol (Narrativa) 2012

Novela de campus ambientada en la Universidad de Missouri, Columbia, donde hace un siglo todos los estudiantes debían cursar la asignatura de Literatura inglesa. Así fue como el protagonista esquivó su destino y en lugar de licenciarse en Ciencias de la Agricultura, lo hizo en Letras, porque en clase del profesor Archer Sloane se enamoró del saber literario.

"Y cuando habló de los largos días y tardes que pasaba solo en su habitación, leyendo (...) y encontrando gradualmente un sentido de libertad que crecía con mayor intensidad según iba comprendiendo la naturaleza de aquella libertad –cuando contó esto, William Stoner se sintió vinculado a él de una manera que no hubiera sospechado; sabía que Lomax había pasado por una especie de conversión, una epifanía de conocimiento a través de las palabras que no podía ser explicada con palabras, como a Stoner le había sucedido una vez, en clase de Archer Sloane." P. 90.
 Epifanía, descubrimiento, manifestación. El Bosco

Como en el caso del amor: "el que lo probó lo sabe" y reconoce a los que son como él.

Un día los tres jóvenes amigos de la facultad se preguntan cuál es la verdadera naturaleza de la Universidad y, uno de ellos, contesta jovialmente:

"Es un sanatorio o una casa de reposo, para los enfermos, los ancianos, los infelices y los incompetentes en general" P. 33 .

Para Stoner será un refugio, un monasterio, una iglesia laica.

"... aquellas columnas eran restos del edificio principal de la universidad original (...) Plata grisácea a la luz de la Luna, desnuda y pura, le parecían representar el estilo de vida que había adoptado, igual que un templo representa un dios." P. 20.


Allí oficiaba sus clases:

"De vez en cuando se sentía tan arrebatado de entusiasmo que tartamudeaba, gesticulaba e ignoraba los apuntes de clase que normalmente guiaban sus discursos. Al principio le molestaban estos arranques, como si se tomara demasiadas confianzas con su asignatura,  y se disculpaba con sus alumnos pero éstos empezaron a reclamarle después de las clases, y cuando sus ejercicios empezaron a revelar indicios de imaginación y el asomo de un amor vacilante, se animaba a hacer aquello que nunca le habían enseñado. El amor a la literatura, al lenguaje, al misterio de la mente y el corazón manifestándose en la nimia, extraña e inesperada combinación de letras y palabras, en la tinta más negra y fría... el amor que había ocultado, como si fuese ilícito y peligroso, empezó a exhibirse, vacilante en un principio, luego con temeridad y finalmente con orgullo." P. 103.

 Chema Madoz

La jubilación es la muerte. Como D. Quijote cuando se convierte en Alonso Quijano, Stoner, enamorado de la literatura y con una vida familiar tristísima se queda sin objetivo vital y muere con un libro en las manos.