diumenge, 23 de febrer de 2014

Sergiuz Piasecki (1944), El enamorado de la Osa Mayor. Barcelona. Ediciones del Zodíaco. Reedición 2006. Acantilado.


Novela de iniciación que fue lectura habitual de los chicos de los años 50 o 60 del siglo pasado: una novela de aventuras, un canto al compañerismo masculino, a la naturaleza en estado puro y a la libertad.

"...tenía dos amigos excepcionales: La Osa Mayor, una constelación de siete estrellas que muchas veces me había ayudado a encontrar el camino, y el nagan cargado con siete cartuchos que, si fuera necesario, me defendería con eficacia." P. 160.

Me ha ocurrido como cuando veo algunas buenas películas antiguas, me ha impactado su sexismo machista.

"A las mujeres se les pone precio como a las yeguas" P. 324.

Coincido en mucho de lo expuesto en La ficción gramatical por lo que no repito la biografía del autor. Sólo apuntar que tanto la vida como la obra de Piasecki prefigura figuras como la de Limonov y, en ocasiones, incluso me evoca al gamberro, pícaro y mordaz protagonista de la serie Shameless:



"Encontramos al Ángel en casa. Estaba sentado en una gran cuna-balancín, en el centro del cuarto y se columpiaba con abnegación estirando y encogiendo las piernas. Del labio inferior le colgaba un cigarrillo de picadura liado con una hoja de calendario de pared. Sobre la mesa yacía un bebé completamente desnudo al que habían sacado de la cuna." P. 179.