diumenge, 28 d’octubre de 2018

El fotógrafo de Mauthausen (2018) Dirección: Mar Targarona. Guión: Roger Danès & Alfred Pérez-Fargas. Banda sonora: Diego Navarro




Imprescindible.

No es una película más de nazis, sino un film épico que nos mantiene en vilo hasta durante los títulos de crédito finales.

Las primeras imágenes ya sobrecogen. Unas sombras cobran presencia y llenan la pantalla, son seres derrotados que entran en el campo de concentración: el teatro de todos los horrores. Prometedor inicio.

El teatro va a convertirse en sutil hilo conductor y sea drama, comedia, farsa o, incluso, esperpento, como en la escena del teatro de varietés dentro del barracón que se alterna con la realidad más cruel, nunca dejará de ser de denuncia.

Un detalle. El viejo libro de La vida es sueño, de la mujer obligada a prostituirse, va a convertirse en uno de los escondrijos de los negativos, los mismos que nos han permitido ver y saber lo que no éramos capaces de imaginar. Así se preserva la verdad.

Cine comprometido, sí, pero también de reflexión ¿Quién no se ha preguntado cómo es posible contemplar el horror desde el objetivo de una cámara? La incógnita está latente en los claroscuros del héroe, se encarna en la trama y adquiere especial relevancia en ciertas escenas trágicas y tiernas en las que Mario Casas se supera.

Mar Targarona observando al fotógrafo

Sin embargo, la vitalidad del film reside en su capacidad de conmovernos al exprimir el sentido de la historia mezclando realidad y ficción, aquí radica la fuerza que nos conmociona. El fotógrafo de Mauthausen arriesga y gana.


La tensión no decae y llega un momento en que la música deja de ser sólo un acompañamiento, quizá cuando escuchamos el piano de Beethoven y un fragmento del sopesado y sugerente diálogo nos advierte que atendamos a la música. En efecto, atención, porque así como las notas de Madame Batterflay laten en la canción J’attendrai —que suena en la recreación de la macabra ejecución de Hans Bonarewitz—,  la banda sonora de Diego Navarro evoca la fuerza de una obertura operística.

                                              Arte total.










Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada